Sección: Salta

Se creó el Programa de Adopción Responsable de mascotas por iniciativa del concejal Benavidez

En el ámbito de la Municipalidad de la ciudad de Salta.

Francisco Benavídez
Francisco Benavídez

A instancias del concejal Francisco Benavidez (Salta Tiene Futuro) sus pares sancionaron con modificaciones, en Sesión Ordinaria, un Proyecto de Ordenanza. La iniciativa establece crear en el ámbito de la Municipalidad de la ciudad de Salta el Programa de Adopción Responsable de Mascotas.

En su articulado se establece que la Autoridad de Aplicación deberá confeccionar un protocolo específico de adopción donde se establecerán los requisitos que deben cumplir las personas que deseen ingresar al Programa.

Además, se consigna que quienes procedan a la adopción efectiva de uno o más animales podrán acceder a un incentivo tributario, como así también tendrán derecho a un año de atención gratuita en el Hospital Público de Mascotas.

El autor de la iniciativa, al tomar la palabra recordó primeramente a Matías Nicolás Mansilla, “un joven de 24 años que una noche de lluvia dio su vida para salvar a un perro que se ahogaba en el canal de barrio El Tribuno”. Con posterioridad, otorgó detalles de la iniciativa señalando “que para su redacción se tuvo en cuenta la Ley Nacional N° 14346 (Protección de los animales)”.

En su articulado se fija que la Autoridad de Aplicación de la norma será la Subsecretaría de Bienestar Animal, o el organismo que en el futuro la reemplace. El cual deberá confeccionar un protocolo específico de adopción donde se establecerán los requisitos que deben cumplir las personas que deseen ingresar al Programa. Los cuales deberán ser publicados en los medios de comunicación gráficos, radiales, televisivos, redes sociales y en la página web de la Municipalidad.

En el texto se consigna también que se deberá publicar en forma mensual, una nómina con fotos de los animales que se encuentren disponibles para adopción en el refugio Matías Nicolás Mansilla que funciona en nuestra ciudad.

Con el objetivo de implementar el Programa se dispone que el DEM podrá celebrar convenios de colaboración con instituciones sin fines de lucro que se dediquen al cuidado y protección de animales.

Aquellos que ingresen al Programa y procedan a la adopción efectiva de uno o más animales, serán beneficiados con una reducción de un 12% de la Tasa General de Inmuebles, que deba abonar anualmente por el período de un año. Para tener derecho y que se efectivice la reducción de la mencionada Tasa, la Autoridad de Aplicación deberá emitir una resolución donde especifique el cumplimiento de todos los requisitos de la adopción.

Otro de los apartados de la norma sancionada señala que, durante el primer año de adopción, los responsables que ingresen al Programa, tendrán derecho a un año de atención gratuita en el Hospital Público de Mascotas que funciona en la ciudad.

En caso del incumplimiento a las obligaciones que determine la Autoridad de Aplicación se disponen las siguientes sanciones: Interrupción inmediata de la adopción; Pérdida total de los beneficios otorgados; Y multa equivalente a diez veces al valor del incentivo dispuesto.

Finalmente se establece que los gastos que demande el cumplimiento de la presente Ordenanza deberán imputarse a la partida presupuestaria correspondiente del Presupuesto General de Gastos y Cálculos de Recursos de cada año.

En el desarrollo del tratamiento ediles de diversas bancadas adelantaron su acompañamiento. Frida Fonseca (Salta Tiene Futuro) consideró “es una herramienta muy valiosa, para que aquellos que adopten un animalito sepan que es para toda la vida”. Por su parte su compañera de bancada Romina Arroyo señaló lo beneficioso de la norma ya que “es alarmante la cantidad de perros y gatos que son abandonados, y esto genera un conflicto muy grande porque no tienen atención sanitaria”. También se manifestaron a favor de la iniciativa los concejales Jorge Altamirano (Salta nos Une) y José García (Yo Participo). El primero indicó “es importante tomar conciencia en lo que representa tener una mascota”; mientras que el segundo resaltó “ el cambio de paradigma que hay en relación a la tenencia de animales”.